PROMOTORAS COMUNITARIAS

Las Promotoras Comunitarias son mujeres que vivieron en algún momento una situación de violencia, que la superaron y brindan su colaboración a otras mujeres, constituyéndose en redes de apoyo solidario para la prevención, sanción y erradicación de la violencia, a nivel nacional.

La Guía de actuación de Promotoras Comunitarias “Por una Vida Libre de Violencia”, surge en el marco de la Ley Nº 348 “Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia” promulgada en fecha 9 de marzo del 2013. Está dirigida a promover la igualdad de oportunidades en la sociedad para prevenir la violencia en razón de género, guiar la actuación en situaciones de violencia y avanzar en la implementación de los derechos humanos de las mujeres.

La Ley Nº 348 tiene como objetivo fundamental establecer mecanismos, medidas y políticas integrales de prevención, atención, protección y reparación a las mujeres en situación de violencia, así como la persecución y sanción a los agresores, con el fin de garantizar a las mujeres una vida digna y el ejercicio pleno de sus derechos para Vivir Bien. El Artículo 29º de la referida ley establece que: “Las mujeres que hubieran superado su situación de violencia, o aquellas que deseen asumir este compromiso, se podrán constituir voluntariamente en redes promotoras de apoyo a mujeres que todavía se encuentran en tal situación, generando grupos de solidaridad y protección articulados a los servicios públicos de atención. La Entidad Territorial Autónoma brindará a las promotoras capacitación en resolución pacífica de conflictos, nociones de psicología, consejería y cualquier otro tema de interés para este fin.”

Esta Guía es una herramienta que facilitará la formación y empoderamiento de las Promotoras Comunitarias para cumplir su rol social en el marco de la normativa vigente y para lograr una incidencia efectiva en su cumplimiento, materializando los derechos de las mujeres para garantizar el Vivir Bien